Skip to content

Calicatas

by o 25 Maio 2010

A  mesma metodoloxía foi empregada na campaña de 1951, como así queda reflectido no diario de A. Blanco Freijeiro (1962: 146-151), onde atopamos pasaxes reveladoras como as seguintes (1962: 146-150):

A fin de encontrar el posible muro de la casa a que pertenecía el hogar, abrimos a partir de la fosa hecha ayer a lo largo de la cara interna de la muralla, una zanja de metro y medio de profundidad […]

Esta zona de piedras termina en una gran extensión arenosa, donde hacemos una calicata. El resultado de esta exploración es el descubrimiento de un muro, que seguimos. Se encuentra por debajo del nivel de piedras revueltas que hemos estado excavando los días pasados […]

Viernes, 14 de septiembre.- Terminamos la excavación del interior del recinto sin encontrar señales de puerta. En algunos puntos hemos descendido buscándola hasta los cimientos del muro, donde se encuentra un terreno arcilloso. La gran fosa que hemos abierto para seguir el muro es absolutamente estéril. Queda, pues, descubierto un recinto, de aparente finalidad defensiva, de forma cuadrangular y ángulos redondeados, que mide en sus lados mayores 10 m y 6 en los menores. En el punto en que hemos descubierto su cara externa, el muro mide de espesor 1.40.

Fotografía: Traballos de escavación ao carón da estrada n’A Lanzada na década de 1960 (Arquivo Gráfico do Museo de Pontevedra).

Advertisements

Os comentarios están pechados.

%d bloggers like this: